domingo, 1 de noviembre de 2015

LA DUCHA







*******************************************************************


Algunas deidades pueden ser piadosas con sus feligreses.
                                       
Abrumada por la preocupación, la mujer se metió en la ducha con la esperanza de que el agua caliente disolviera suciedad y  problemas.

“Daría lo que fuera por acabar con esto”, pensó mientras se enjabonaba.

La espuma caía a sus pies y formaba arabescos sobre el fondo de la bañera; sentía el masaje del agua sobre su cuello. Se relajaba. Se aflojaban sus músculos.

Pronto el desagüe engulló los dibujos de espuma, el agua caliente y el desintegrado cuerpo de la mujer de quien sólo quedaron unos cuantos cabellos.



*Enviado a concurso microrrelatos (100 palabras)  Museo de la Palabra 2014