miércoles, 24 de marzo de 2010

RELÁMPAGO AZUL

***********************************************************



Surge de entre algas de melenas verdes mecidas por las corrientes. Un relámpago azul en medio del azul. Nada en zig-zag hendiendo el agua y atrapa, entre sus cinco pares de branquias, el oxígeno disuelto. Ni un latido de más perturba su corazón.

Solo busca. Busca un rastro, una traza que señale el camino al alimento para calmar su hambre atávica iniciada en el devónico. Al igual que la de sus ancestros, su alma es oscura y prehistórica.

Con un espasmo del flanco espanta a la rémora, fiel servidora, que huye pero vuelve, conocedora de los códigos simbióticos que los hacen pareja o socios y, que sabe, serán respetados.

Nadando en círculos desciende en ancha espiral hasta casi rozar el vientre pálido contra el fondo arenoso del Pacífico. Sigue en planificada búsqueda, acecha. Cruza con sigilo una formación rocosa tan antigua como él.

De pronto algo perturba sus sensores: una ínfima y remota posibilidad. El hocico entrenado atrapa la sustancia que el agua trae a sus sentidos. Reconoce el dulzor, la densidad. Cierra las branquias y se lanza con furiosa pendiente hacia su objetivo del que ya percibe sus movimientos en la superficie. Sigue la señal que distingue entre miles: hay sangre caliente que entibia el agua fría.

No es la injuriosa maldad sino el instinto -o tal vez el amor- lo que acelera su velocidad hacia la presa, hacia la fuente de ese flujo oscuro que despierta su ferocidad siempre alerta.

Su piel rugosa hiere el agua. Certero se lanza sobre el humano que estúpidamente se habrá raspado el pie contra las rocas sin siquiera sospechar que la sangre que brota blandamente de la carne llama a su propia muerte vestida de azul.

Safecreative. Código: 1003245831643

Enviado a PN el 10 de septiembre de 2007. Consigna 83 Rastro de sangre

No hay comentarios: